Espeleobuceo – Buceo en cuevas

Dentro del buceo es una de las disciplinas que más riesgo entraña, apta solo para los que gusten de experiencias cargadas de adrenalina y no sufran de claustrofobia ni se angustien con facilidad, hablamos del espeleobuceo o buceo en cuevas.

Entrada de una cueva para bucear

¿Qué es el espeleobuceo o buceo en cuevas?

Digamos que buceadores y espeleólogos podrían dar una respuesta diferente a esta pregunta, cada uno desde su punto de vista personal, pero una buena definición de espeleobuceo podría ser: La combinación de espeleología y submarinismo basada en la exploración de cuevas o cavernas inundadas.

Dentro del espeleobuceo podemos distinguir varios tipos, que dependen del nivel de penetración, la luz y el riesgo. Los dos tipos de espeleobuceo más comunes son el buceo en cavernas y el buceo en cuevas ¿En qué se diferencian?

Diferencias entre buceo en cuevas y buceo en cavernas

Buceo en cavernas

Aquí cada certificadora tiene sus estándares de profundidad y penetración, que si no más de 60m de penetración y 30m de profundidad, que si 40m en total (profundidad y penetración lineal) desde la entrada, etc. Pero hay un estándar en el que todas ellas parecen coincidir, y es que el buceo en cavernas es el buceo que se lleva a cabo en la zona iluminada de la cueva y la entrada de luz debe de ser visible en todo momento. Esto significa básicamente que la salida debe de ser visible siempre mientras buceamos.

Buceo en caverna. La salida se ve en todo momento

Buceo en cuevas

Pues siguiendo la línea argumental anterior se podría definir el buceo en cuevas como: aquél buceo en el que las inmersiones se llevan a cabo más allá de la zona donde llega la luz o se ve la salida. Dependiendo de la certificadora también se tendrán en cuenta la profundidad, la penetración o la suma de ambas.

*Nota: El buceo por la noche en una caverna se considera a efectos de requisitos y entrenamiento buceo en cuevas debido a la ausencia de luz.

Buceo en cueva
Un buceador en una cueva donde no llega la luz exterior

Y ahora vamos a rizar el rizo aún más, porque algunos espeleo-buceadores opinan que ni el buceo por diversión en cuevas ni mucho menos en cavernas puede considerarse espeleobuceo. Solo aceptan como espeleobuceo el que se practica con fines exploratorios y/o de investigación. Como en casi todo en los tiempos que corren, la polémica está servida.

¿Porque resulta tan atractivo el buceo en cuevas?

El ser humano siempre ha tenido debilidad por los descubrimientos y la aventura, al menos una parte de la población -los más intrépidos y pioneros- y el espeleobuceo es una combinación fabulosa de estas dos inquietudes y ofrece cosas tan interesantes como:

  • Exploración: Si bien los puntos de buceo de todo el mundo reciben miles de visitantes al año, algunas cuevas o grutas permanecen aún inexploradas y eso motiva a muchos espeleo-buceadores a adentrarse en lugares donde nadie más ha llegado aún o donde pocos lo han hecho antes que ellos.
  • Adrenalina: El buceo en cuevas es mucho más arriesgado que el buceo en aguas abiertas. Si se hacen las cosas bien y se recibe un buen entrenamiento podemos reducir los riesgos -de los que hablaremos después- pero el hecho de estar en un ambiente cerrado sin acceso directo a superficie implica un aumento considerable de estos riesgos. Esto a los buceadores más atrevidos les proporciona un aliciente extra.
Un paisaje durante un buceo en una cueva.
  • Posibilidad de ver cosas totalmente diferentes: La vida -que suele ser poca, dicho sea de paso- en ambientes tan hostiles, se desarrolla de forma muy distinta a los ambientes habituales de buceo. En las cuevas se pueden encontrar animales y plantas que no se ven en ningún otro lugar del mundo más que en esa cueva. Han evolucionado aislados de cualquier otra forma de vida y esto les hace ser únicos ¿No te parece suficiente motivo la posibilidad de ver algo único con miles de años de evolución a sus espaldas?

En la imagen podemos ver las raices de un arbol que han penetrado hasta la bóveda de una cueva en Mexico.

  • Paisajes espectaculares: Los paisajes submarinos en sí suelen ser bastante espectaculares, pero en el caso de las cuevas existen algunos que superan cualquier lugar que puedas imaginar. Las formaciones rocosas a base de estalactitas y estalagmitas de algunas cuevas o cenotes parecen sacadas de películas de ciencia ficción.

En la foto una estalactita y una estalagmita a punto de «besarse» en un cenote.

Riesgos del buceo en cuevas

Antes empezar a enumerar los riesgos de bucear en cuevas vamos a hacer una distinción del perfil de buceador y el tipo de buceo en cuevas que vamos a practicar. Para que nos entendamos, no es lo mismo ir en unas vacaciones a bucear en los cenotes de México, que liderar un equipo de investigación tratando de encontrar el final de un sistema de cuevas inexplorado. Los turistas que bucean cenotes obviamente lo hacen con muy poco riesgo, mientras un equipo de exploración está desarrollando una actividad mucho más peligrosa.

Señal de peligro en una cueva.
Señal que delimita la zona de peligro en una cueva. Suele delimitar también la frontera entre buceo en caverna y cueva.

Ahora sí, vamos con una lista de riesgos que hay que tener en cuenta cuando se practica espeleobuceo:

  • Ausencia de salida directa a superficie: Es el mayor riesgo de esta modalidad de buceo. En mar abierto puedes ascender directamente a la superficie en cualquier momento. Si lo haces de forma descontrolada puedes sufrir enfermedad descompresiva, pero al menos estás en superficie. En una cueva si tienes un problema tendrás que nadar de vuelta al punto de entrada para salir del agua.
  • Distancia a la salida: Continuando con el tema, si pasa algo puedes estar muy lejos de la salida y hay que volver sí o sí.
  • Oscuridad: La oscuridad en las cuevas es total, debes de ir equipado con una luz suficientemente potente y recambios y aun así puedes verte envuelto en una situación de total oscuridad si todo falla.
  • Desorientación: Los sistemas de cuevas suelen ser muy confusos y pueden tener bifurcaciones, múltiples galerías, etc. NO SE DEBE PENETRAR UNA CUEVA SIN UN CABO GUÍA BAJO NINGÚN CONCEPTO. Es una de las principales causas de muerte de buceadores en cuevas.
  • Visibilidad: La mayoría de cuevas suelen tener en el fondo una capa importante de fango, también llamado limo que se genera debido a la erosión de cientos o miles de años. Este fango está compuesto de partículas muy finas que si se agitan quedan en suspensión y pueden reducir la visibilidad a cero, el peor escenario que podemos encontrar.
  • Estrechamientos: Una galería puede estrecharse poco a poco hasta apenas dejar pasar al buceador. En algunos casos puede incluso ser necesario quitarse parte del equipo para pasar por los estrechamientos. Esto solo se debe de hacer si se tiene el entrenamiento adecuado.
  • Cambios de profundidad: El patrón de profundidad puede variar y hacer perfiles en sierra, hay que tener mucho cuidado con esto, no solo por problemas de descompresión sino también por problemas en los oídos. Si subes y bajas varias veces y de repente se te bloquea un oído y no puedes compensar tienes un problema serio para volver a la salida.
  • Cambio de condiciones: las condiciones en las cuevas pueden ser cambiantes, de repente podemos vernos sorprendidos por una corriente en un sifón, una haloclina* o una corriente de marea en cuevas marinas.

*Haloclina: Es un efecto visual que se produce al mezclarse agua salada con agua dulce y que provoca un descenso drástico de la visibilidad. Todo se ve borroso de repente.

Como evitar estos riesgos

La forma más sencilla de evitarlos es no buceando en cuevas, evidentemente, pero como a algunos nos apasiona el buceo en todas sus formas y estamos dispuestos a asumir ciertos riesgos, la segunda forma de reducir el peligro al mínimo es mediante la formación y el entrenamiento. Para practicar el espeleobuceo es imprescindible un curso debe de ser un curso de calidad, con instructores con buena reputación y que sepan lo que están haciendo. Ya hemos dicho alguna vez que no debemos de escatimar en nuestros cursos de buceo, que los cursos baratos suelen ser sinónimo de poca calidad y a veces incluso peligrosos. En el caso de un curso de buceo en cuevas esto es de vital importancia.

Una vez dicho esto vamos a ver como se gestionan los riesgos que hemos mencionado antes:

  • Ausencia de salida directa a superficie y distancia a la misma: Pase lo que pase hay que volver a la entrada y nuestra mayor preocupación será la gestión del gas, o lo que es lo mismo: la posibilidad de quedarnos sin aire. Para evitar situaciones peligrosas hay que aplicar la regla de los tercios de la que hablaremos más abajo.
  • Oscuridad: Seguridad por triplicado. Para ir sobre seguro deberíamos llevar tres fuentes de luz y al menos una de ellas debe de ser de baterías para evitar errores de carga. Aún así si fallan todas ellas hay protocolos que podemos seguir para salir. Sigue leyendo y te contamos cuales son estos protocolos.
  • Desorientación: No se debe de penetrar en un sistema de cuevas sin un cabo guía, en algunos sitios lo llaman hilo de oro (por el color amarillo que se usa de forma protocolaria). Si no hay ya un cabo guía o línea de vida, debemos de tenderlo nosotros con un carrete y nunca abandonarlo. Además del cabo guía deberíamos de marcar la dirección de salida con flechas o “galletas”.
  • Visibilidad: El dominio absoluto de la flotabilidad es esencial para el buceo en cuevas. Una perdida de flotabilidad nos puede hacer agitar el fondo con las aletas y provocar un esceanrio de visibilidad 0, esto puede resultar fatal. Si quieres algunos consejos para dominar la flotabilidad sigue este enlace.  
Flotabilidad buceando en cuevas. Espeleobuceo
Un buceador de cuevas con un perfecto dominio de la flotabilidad
  • Estrechamientos: Si cabemos y estamos entrenados para quitarnos el chaleco o las botellas (cuando buceamos en sidemount) podemos seguir, si ya no cabemos hay que nadar hacia atrás (reverse kick) y debemos dominar esta disciplina para no remover el fondo.
  • Cambios de profundidad: esto no está tanto en nuestra mano, pero una precaución a tener en cuenta es no bucear si hemos o estamos constipados o hemos sufrido problemas de oído recientemente.
  • Cambio de condiciones: Cuando se bucea en cuevas hay que estar siempre alerta y no bajar la guardia. Ante cualquier situación sospechosa hay que cancelar la inmersión antes de vernos metidos en un lío gordo.

Principales causas de muerte de buceadores en cuevas

No pretendo asustar a nadie, pero estas cosas pasan y hay que hablar de ellas sin tabúes para evitar que sigan pasando:

  • Falta de entrenamiento: Es la causa más frecuente, mucha gente subestima los riesgos y se lanza a bucear en cuevas sin el entrenamiento adecuado con resultado fatal. Suele pasarle mucho a instructores que se piensan que el hecho de ser instructor te habilita a bucear en cualquier circunstancia. El espeleobuceo es una disciplina con sus propias reglas y peligros, practicarlo con seguridad poco o nada tiene que ver con que seas instructor.
  • Exceso de confianza: A muchos buceadores de cuevas y en ocasiones muy experimentados les pasa, se confían y cometen errores de novato, como no tirar cabo de entrada, no marcar un salto*, apurar el aire, etc. Somos nuestro peor enemigo…

*Un salto es cuando abandonamos el cabo guía principal para tomar una bifurcación con otro cabo guía independiente, cuando se hace esto hay que tirar una línea con un carrete de un cabo a otro.

  • Equipo inadecuado y/o insuficiente: Entrar con una sola linterna o sin carretes o sin marcadores o incluso sin equipo redundante suele ser motivo de accidente.
  • Problemas con el equipo: El equipo para el buceo en cuevas debe de estar en perfectas condiciones. Un fallo de suministro de aire o una perdida de flotabilidad por culpa del equipo puede ser fatal.
  • Gestión del aire: No respetar la regla de los tercios o despistarse con el aire es otra fuente de accidentes en espeleobuceo.
  • Falta de skills: El buceo en cuevas no es para todo el mundo, hay que dominar la flotabilidad, el aleteo reverso, el trim y otras muchas cosas. Si no se tiene un dominio absoluto de todas estas habilidades puede suponer un riesgo para todo el grupo.
  • Perdida de concentración: La concentración es fundamental, si la perdemos y de repente perdemos el trimado podemos remover el fondo y pasar a visibilidad cero.

¿Que entrenamiento se necesita para practicar espeleobuceo?

Aquí hay que distinguir un poco en función de la certificación que queremos obtener, como ya vimos anteriormente no es lo mismo el buceo en cavernas que en cuevas.

Para los dos tipos de buceo básicamente se entrena lo mismo, pero el nivel de exigencia de un curso y otro no tienen nada que ver.

Las principales áreas que se suele entrenar para obtener cualquiera de las dos certificaciones (buceador de cuevas o buceador de cavernas) son:

  • Planificación de la inmersión y gestión del aire.
  • Uso de los carretes y elementos de marcado.
  • Trabajo de aleteo: frog kick, reverso, helicoptero, «flutter kick» modificado…
  • Gestión de emergencias
  • Consideraciones y manejo del equipo de buceo específico necesario.
  • Flotabilidad.

Ahora bien, en el curso de buceo en cuevas la exigencia es brutal (si tu instructor es verdaderamente profesional y te da un curso en condiciones), el curso de buceo en cavernas no es tan exigente.

Ejercicios que se practican en un curso de buceo en cuevas

No puedo detallar aquí todos los que se practican -para eso está el curso-, pero si algunos de los más importantes que podrán darte una idea de la exigencia para certificarte como buceador de cuevas.

  • Regla de los tercios: Consiste en que se usa 1/3 del aire para penetrar, 1/3 del aire para salir y se guarda el último tercio para emergencias. Forma parte de la planificación de inmersión y esta regla es la biblia del buceo en cuevas. No respetarla puede resultar fatal.
  • Uso de carretes : No se debe de penetrar en una cueva sin llevar elementos de marcado ¿Te acuerdas del cuento de Pulgarcito dejando miguitas de pan?, pues lo mismo, pero de una forma un tanto más «pro». Los carretes nos van a ayudar a tirar la linea inicial de entrada (desde la entrada hasta el cabo de vida), marcar saltos o establecer cordones de búsqueda en caso de perder al compañero evitando desorientarnos nosotros mismos.
Buceador usando un cabo guía
  • Uso de cabos guía: En una cueva siempre debemos de permanecer cerca del cabo de guía, a una distancia suficiente para tocarlo y usarlo de referencia en caso de fallo de iluminación o reducción de visibilidad (por una haloclina, por ejemplo) Si esto pasara se utiliza una técnica llamada Ok en la línea que consiste en localizar el cabo y rodearlo con los dedos haciendo la señal de OK, así permanecemos en contacto con él, pero al ser un contacto mínimo también evitamos romperlo.

En la imagen podemos ver a un buceador de cuevas siguiendo el cabo guía.

  • Uso de marcadores: Ya has hecho el ok en la línea porque estás en visibilidad cero y empiezas a nadar siguiendo el cabo ¿Estás seguro de que vas en la dirección correcta? Pues solo hay una forma de saberlo, poniendo marcadores en forma de flecha apuntando a la salida.

En la imagen vemos una doble flecha, eso significa que esa galería tiene salida por ambos lados.

  • Emergencia de visibilidad 0: Este ha sido el ejercicio más estresante y a la vez más reconfortante que he practicado durante toda mi carrera como buceador ¿Te imaginas jugar a la gallinita ciega buceando en una cueva?
    El ejercicio consiste en que el instructor te deja en una cámara de la cueva (generalmente amplia), todo el mundo apaga las linternas y además te vendan los ojos (la máscara en este caso) para que no veas nada, te dan un par de vueltas para desorientarte y ahora tienes que encontrar el cabo guía a ciegas, tan solo palpando… Ahí es “ná” lo del ojo y lo lleva en la mano.
  • Emergencia de falta de aire: Cuando te quedas sin aire en mar abierto pides a tu compañero su fuente alternativa, cuando te quedas sin aire en una cueva haces lo mismo, pero… ¿Qué pasa si hay un estrechamiento y no cabéis los dos? Pues nada si se hace bien. La salida sin aire de una cueva se hace en fila india en lugar de en paralelo, te sitúas detrás de tu compañero recibiendo aire de la segunda etapa auxiliar que va conectada a un latiguillo más largo que en buceo recreativo.
  • Catástrofe total: Emergencia de falta de aire y visibilidad 0: El peor escenario posible. Mezcla las dos emergencias anteriores y si no te ha dado ya angustia solo de pensarlo, trata de imaginar como sales de ese lío. Pues se puede y de hecho se entrena en el curso. Hay que salir respirando del auxiliar del compañero mientras este (que para eso es el donante) hace ok en la línea y tu vas agarrando su tobillo ¿Estás ya flipando?

Además de estos ejercicios específicos, antes de entrar en la cueva a hacer el curso, el instructor debería de hacer un chequeo de tu flotabilidad y habilidades como buceador para comprobar que reúnes los requisitos y enseñarte o evaluar que dominas varios tipos diferentes de aleteo: Flutter kick, reverse kick, helicóptero, etc.

Equipo necesario para la práctica segura de buceo en cuevas

Como te podrás imaginar el equipo necesario para bucear en cuevas no es el mismo que el que necesitamos para bucear en aguas abiertas ¿Cuáles son las principales diferencias?

Equipo de un buceador de cuevas antes de iniciar una inmersión
  • Redundancia: En aguas abiertas con un tanque y un regulador nos basta. En cuevas debemos de llevar dos primeras etapas independientes y dos fuentes de suministro (botellas) o más, que puedan cerrarse de forma aislada (sin que una afecte a la otra) en caso de emergencia de aire. Yo aprendí en sidemount y es mi estilo favorito, pero algunos de los mejores “cueveros” del mundo utilizan back mount en bi-botella.
  • Carretes: para marcar saltos, la entrada a la cueva, etc.
  • Marcadores: Para marcar la dirección de salida cada X metros
  • Linternas: Al menos tres y al menos una de ellas alimentada por pilas no recargables nuevas.
  • Ausencia de snorkel: El controvertido snorkel aquí carece de sentido y de hecho resultaría hasta peligroso por riesgo de enganche.
  • Traje seco: No es obligatorio, pero en muchas cuevas el agua está fría y puede ser necesario utilizar este tipo de trajes.
  • Chaleco adaptado: Ya sea backmount o sidemount el chaleco debe de ser capaz de alojar al menos dos botellas, y debe de contar con argollas suficientes para ubicar todos los elementos necesarios y que además cuelguen lo mínimo posible.
  • Reguladores adaptados a buceo en cuevas: Al llevar dos reguladores carecen del clásico octopus amarillo. Uno de ellos lleva un latiguillo largo (2m o más) que será usado por tu compañero en caso de emergencia y además si tu configuración es tipo sidemount los latiguillos de los manómetros son muy cortos para evitar enganches.

Además de estos elementos, suelen ser muy útiles soportes para linternas o sistemas “cannister”.

Mejores lugares del mundo para practicar espeleobuceo

Hay muchos lugares en el mundo donde practicar este tipo de buceo y aunque te sorprendas en España hay sistemas de cuevas sumergidas muy impresionantes y muy famosos internacionalmente, como pueda ser el Pozo Azul en la provincia de Burgos, pero los lugares más conocidos y reconocidos por los buceadores de cuevas son:

  • Los cenotes de Yucatán: México cuenta con el sistema de cuevas más extenso del mundo y es el referente absoluto en este tipo de buceo. Ya hablaremos en profundidad sobre el buceo en los cenotes.
  • Florida: También es mundialmente famoso, hay cuevas por doquier, sifones, galerías y mucha diversión.

Detrás de estos dos destinos top para bucear en cuevas hay muchos más lugares que tienen mucho que ofrecer para los amantes de esta disciplina. Te pongo tres ejemplos pero hay cientos.

  • República Dominicana:  algunas de las cuevas de la Republica dominicana no tienen nada que envidiar a los cenotes mexicanos, eso si hay muchas menos opciones. Destacan las cuevas del parque nacional Padre nuestro y la laguna el Dudu cerca de puerto plata, un lugar pintoresco donde hay una galería por la que se puede bucear desde la propia laguna hasta una pequeña playa con un bar.
  • España: En España tenemos muchas cuevas buceables, tanto en mar: Mallorca, Girona, etc. como tierra adentro. Destacan el Pozo Azul en Burgos como el sistema más largo con 6410m y la Fuente azul, el sifón más profundo de España con 135m, también en la provincia de Burgos.
  • Centro Europa: Debido a una gran actividad minera ahora abandonada, en Europa se puede bucear en minas inundadas que son autenticas joyas.
Aquí tenemos a Chrisitian Redl buceando una mina abandonada en Budapest

Reflexiones sobre el buceo en cuevas

Pues con esto acabo ya, pero antes quiero contarte mi experiencia sobre este tipo de buceo y dejarte una serie de reflexiones a tener en cuenta si estás pensando en practicarlo.

A nivel personal para mi el curso de buceo en cuevas ha sido el mejor en toda mi formación como buceador por varias razones:

  • Es un curso de una exigencia brutal, que te obliga a darlo todo en todo momento a nivel técnico y de concentración.
  • Te lleva a lugares donde sabes que pocas personas han llegado y esa sensación te hace sentir algo especial, sobre todo ahora que el buceo está tan de moda y muchos sitios empiezan a masificarse.
  • Aprendes a gestionar emociones como el pánico, mantener la calma y confiar en el entrenamiento para resolver problemas.
  • Refuerza el concepto de equipo de compañeros. En aguas abiertas tendemos a relajarnos (yo el primero) y bucear lejos de nuestro compañero. En las cuevas tu compañero puede ser tu salvavidas. Yo hice algunas partes de mi curso con compañeros con los que no me llevaba especialmente bien fuera del agua, pero ahí dentro todo es distinto…

En cuanto a las reflexiones:

  • El buceo en cuevas no es para todo el mundo, te gusta o no te gusta, pero no es para todo el mundo, esto es así.
  • Hay demasiados accidentes de buceadores en cuevas por falta de formación o exceso de confianza (sobre todo instructores) y es muy triste. Hay que ser más responsable con lo que podemos o no podemos hacer y sobre todo humildes para reconocer nuestras limitaciones.  
  • Si estás pensando si hacerlo o no, prueba con cavernas sencillas y lo tendrás claro enseguida.
  • No escatimes en un curso de buceo en cuevas, un mal instructor puede certificarte por ganar dinero y está poniendo en riesgo tu vida.

Y esto ha sido todo sobre uno de los tipos de buceo más extremos que existen. Esperamos que os haya gustado y ya sabéis….

¡Nos vemos en los Mares! (o en las cuevas…) 😊

www.elblogdelbuzo.com

Sumario
Espeleobuceo - Todo sobre el buceo más extremo
Título
Espeleobuceo - Todo sobre el buceo más extremo
Resumen
Guía sobre el buceo en cuevas o espeleobuceo. Un tipo de buceo extremo, poco conocido y sobre el que hay muchas dudas entre la comunidad de buceadores.
Autor
El Blog del Buzo
Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *